Lavado de dinero, un gran reto para la tecnología financiera

La evolución del sistema financiero y su efecto spill over en América Latina ha permitido que nuevos actores se sumen a una nueva oferta de servicios debido a la gran oportunidad que existe en el mercado y a la revolución tecnológica tan acelerada; según datos del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y Finnovista en su informe Fintech en América Latina 2018: crecimiento y consolidaciónse identificaron 1,166 nuevas empresas de tecnología financiera (Fintech), un aumento del 66% desde 2017.[1]  Además, dando continuidad con esta línea, Brasil ocupó el primer lugar con 380 nuevas empresas, seguido de México con 273, Colombia con 148, Argentina con 116 y Chile con 84.

Es innegable que la tecnología aplicada al sector financiero ha permitido ofertar un servicio centrado en la experiencia del usuario, innovación tecnológica a través del uso de analítica de datos, inteligencia artificial, blockchain y las plataformas digitales, agilidad para la implementación de mejoras; sin dejar de considerar que Fintech ha sido un catalizador para el impulso de la inclusión financiera, o la puesta en marcha de economías colaborativas como es el caso del open banking.

Pero, como en todo, estos avances tecnológicos aplicados a la industria financiera no sólo han sido usados para el bien común, sino con ello se ha beneficiado la delincuencia organizada mejorando sus operaciones ilícitas como es el caso del lavado de dinero. La sobrecapacidad financiera de estos grupos y la necesidad de insertar estos recursos al sistema financiero han hecho que tanto las instituciones financieras como entidades gubernamentales creen controles anti-lavado, aplicarlos para detectar y frenar estas operaciones en el día a día.

Aunque México está comprometido con este tema alineado a los esfuerzos de la GAFI[2], Grupo Egmont, el grupo Wolfsberg, o el mismo Comité de Basilea que implementan sistemas robustos para mitigar riesgos en materia de PLD[3] o Financiamiento al Terrorismo, el país se encuentra en el tercer lugar de países proveedores de capitales ilícitos a nivel global. En los últimos siete años exportó al mundo financiero de lo ilícito más de 514 mil 259 millones de dólares.[4]

Desde hace algunos años, entidades tradicionales como los bancos, casas de bolsa, fondos y muchas otras entidades financieras han dado cumplimiento a la legislación, pero el asunto se ha vuelto más complejo con las emergentes Fintech´s, las cuales han dado inicio a una nueva figura financiera, más ágil e incluyente, sin tener una regulación en materia de PLD/FT, sin embargo, México ha dado manos a la obra para ser pionero en regulación de estas nuevas Tecnologías Financieras, tal es el caso de las ITF (Instituciones de Tecnología Financiera); lo cual coloca a todo este ecosistema en un contexto de cumplimiento bajo buenas prácticas, y en apego a la Regulación Internacional.

Como dato, el 80% de las empresas que están obligadas a cumplir con la regulación de prevención de lavado de dinero establecida en el Artículo 58 de la Ley que Regula a las Instituciones de Tecnología Financiera, así como sus Disposiciones, desconocen su obligación de hacerlo, por lo que incurren en omisiones que implican multas que van de 12,000 a 4 millones de pesos (mdp).

Si eres una empresa que opera en esta industria, es importante que consideres cuáles son las mejores prácticas de acuerdo con las Reglas PLD/FT:

  1. Es importante que cumplas con la normativa ante la CNBV, pero, además, emplea una metodología que te permita evaluar si las características de tus productos, servicios, clientes, países de operación, canales o infraestructura tecnológica, pueden ser usados como vehículos de blanqueo.
  2. Implementa controles para la identificación del cliente, validación a través de documentos de identidad oficiales y sírvete de tecnología desarrollada para hacer el match con listas negras (personas políticamente expuestas).
  3. Hoy gracias a la tecnología, puedes confirmar la identidad de la persona, como es el caso de los sistemas biométricos.
  4. Haz revisiones periódicas de la información que suben los usuarios para dar seguimiento
  5. Parametriza los montos y el perfil transaccional de cada usuario, así será menos complicado detectar irregularidades tanto en los movimientos como en los montos.
  6. Cumple con tus reportes regulatorios, entre otros.

Llevar a cabo estas buenas prácticas requiere en gran medida de que cuentes con recursos importantes para implementarlos. Si eres una Fintech de reciente creación, no necesitar ir solo en este proceso, Cacao puede ir contigo, ya que es la única ITF que te ofrece Fintech as a Service, ayudándote a dar cumplimiento regulatorio ante las autoridades, tanto nacionales como internacionales.

Cacao cuenta con sistemas robustos que permiten monitorear las operaciones que están realizando todos los usuarios, con el objetivo de mitigar riesgos en materia de PLD/FT, atendiendo a las mejores prácticas y recomendaciones de las leyes y de los principales organismos nacionales e internacionales. 

 

¡Contáctanos!

[1] https://publications.iadb.org/publications/spanish/document/Fintech-Am%C3%A9rica-Latina-2018-Crecimiento-y-consolidaci%C3%B3n.pdf

[2] Es un organismo intergubernamental cuyos objetivos consisten en establecer normas y promover la aplicación efectiva de las medidas legales, reglamentarias y operativas para combatir el lavado de dinero, el financiamiento al terrorismo, la proliferación de armas de destrucción masiva y otras amenazas relacionadas con la integridad del sistema financiero internacional.

[3] Prevención de Lavado de Dinero

[4] https://www.jornada.com.mx/ultimas/economia/2019/05/23/mexico-ocupa-tercer-lugar-mundial-en-lavado-de-dinero-sfp-9364.html